IÑAKI ARROLA Y EL VENTURE CAPITAL EN ESPAÑA

Iñaki-Arrola-Kfund.jpg

Iñaki Arrola es hoy uno de los grandes nombres del negocio digital en España, pero comenzó como un emprendedor más. En 2003, creó coches.com, la plataforma online de compraventa de vehiculos nuevos y de segunda mano que iniciaría un camino que luego continuaron muchas pujantes empresas emergentes. Hoy, desde el otro lado de la ecuación, Arrola invierte en startups tecnológicas con el fondo venture capital KFund. Quizás, por eso, porque conoce la emocionante aventura de hacer despegar su propia compañía, continúa trabajando con el corazón y ha compartido con Digital Influencer su visión del futuro, sus intereses y apuestas, con la sinceridad del que está convencido de cuál es la manera correcta de hacer las cosas.

VCS, STARTUPS Y EEUU

¿Cómo caracterizarías el ecosistema de financiación para startups?
La financiación del ecosistema startups en España está en un momento maravilloso. Me gusta mirar hacia atrás para decirlo. Cuando monté mi empresa de Internet en el año 2003 había muy poco dinero. Había que pedirles dinero a dos o tres, que eran los dueños. Las normas las ponían ellos. Hoy nos encontramos con una situación distinta. Si tienes un buen proyecto, puedes elegir los inversores y hay mucho dinero. Esto a veces los emprendedores no lo ven muy claro. Pero, a veces, lo que pasa es que no están llamando a las puertas adecuadas o que su proyecto no es financiable. Ahora hay mucho dinero y los mejores eligen siempre. Los venture capital son los que tenemos que ponernos guapos para decir a los buenos emprendedores: “Queremos invertir en ti”.

Del lado de las startups, ellos ven pocas vías de financiación y no saben a quién acudir. ¿Qué pasos recomendarías para encontrar financiación?
Lo primero es darse cuenta de si es lo que necesitas, porque no todos los proyectos son financiables por determinado tipo de inversor. Después es darte cuenta de en qué momento está tu compañía. Muchas veces la gente quiere ir a fondos enormes de venture capital y están un momento más de business angel o de fondos pequeños de venture capital. Hay que conocer gente e ir abriéndote puertas. A cada inversor que vayas a ver, pregúntale por otros inversores.

¿Qué recursos recomiendas para informarse?
Para mí hay dos vías: una es seguir a las web y la gente de siempre para poder enterarte de cuándo son las rondas de financiación. Luego está la obvia de Crunchbase. Es una web americana donde salen las rondas de financiación y te dice qué compañía ha conseguido una ronda de financiación y quiénes son los inversores.

En K Fund, como somos conscientes de esta falta de información, estamos intentando dar un poco de visibilidad. En nuestro blog, listamos a los inversores individuales o a los fondos que están invirtiendo. Tenemos hasta un listado con los diferentes niveles de inversión, fondos de diferentes tamaños, accesos a sus Linkedins, páginas web, partners…

Antes decías que hay empresas que no son financiables, ¿Cómo es una empresa que sea interesante para un fondo de venture capital?
No todas las compañías son financiables para venture capital. Primero por cómo funciona un venture capital: invierte en un número de compañías y, por el riesgo de inversión en estas compañías, muchas se mueren. Normalmente se cumple la regla de que el 40% de las compañías en las que invertimos en fase seed mueren; de otro 40% conseguimos un retorno de la inversión; y finalmente, un 20% de ellas te dan el múltiplo del fondo completo. Necesitas que aquellas que te van a dar el múltiplo tengan un gran crecimiento.  Es decir, que el valor de sus acciones lo hayas podido comprar barato y venderlo muy caro. Necesitas compañías que tengan un crecimiento explosivo para poder compensar a aquellas que mueren.

Siempre ponemos un ejemplo muy tonto: tellevoelpanacasa.es. No parece que tenga mucho margen ni que sea escalable. Hasta el nombre no es escalable. Si se pone “.es” dice mucho de él. Ese ejemplo tonto te hace ver que, a lo mejor, tu compañía tampoco es escalable. El problema que tiene mucha gente es que no se da cuenta que su compañía puede ser muy buena para vivir de ella y dar trabajo a gente, pero no para que inversores profesionales compren acciones a un precio y las vendan.

¿Qué tipos de modelos de negocio están desgastados y no invertirías en ellos?
Nos cuesta invertir en modelos que requieren dedicar dinero a cosas físicas: un e-commerce en el que hay que comprar cajas, almacenarlas y luego vender con un margen. Los modelos de hardware también nos cuestan.

¿Qué proyectos han pasado por delante de tu mesa que has dicho no y te has arrepentido?
Han pasado un muchos proyectos que son supervaliosos hoy y a los que en su momento les dijimos que no. Te hace darte cuenta de que no tienes ni idea de esto. Pero al final la buena noticia es que pasaban por tu mesa. Lo peor hubiese sido que no hubiesen pasado. Tuve la oportunidad de invertir en Wallapop y no invertí en Wallapop. Tuve la oportunidad de invertir en Cabify, Job and Talent y en Carto. Son compañías que son las estrellitas del mercado nacional.

Me duele especialmente Wallapop. Mi empresa era coches.com y hace lo mismo que Wallapop, pero sin ser “mobile”. Tenía unos números espectaculares y les dije que no porque Gerard (Olivé) y Miguel (Vicente) en aquel momento estaban haciendo tres empresas a la vez y les dije: “No os vais a dedicar a ninguna”.

¿Cuáles son las líneas rojas para que digáis que no a un proyecto?
La mayor línea roja es el equipo y hace poco nos ha pasado. Yo he puesto una bola negra a invertir en un emprendedor. Cuando invertimos en alguien, vamos a pasar muchos años. Esto es una especia de boda, puedes estar hasta 10 años casado con este proyecto y vas a tener una relación personal relevante. Yo no quise invertir en ese emprendedor, a pesar de que la compañía tenía un pinta maravillosa, porque no era una persona que yo pensara que iba  a estar dedicada a la compañía.

¿En qué se diferencia el mercado español de EEUU?
El mercado español nunca va a ser como el de EEUU. Y no pasa nada. Tenemos que darnos cuenta de que tenemos una realidad distinta. Igual que somos un país distinto. Se diferencia en la velocidad, en las conexiones y en el dinero, sabiendo que cada vez los ecosistemas son más globales y hay una menor dependencia de dónde estás en el mundo. Una de las cosas que estamos viendo en España es que ya no hay ese miedo que había en su momento a montar empresas globales.

Cuando monté mi propia empresa en internet hacíamos cosas más locales y dedicadas al cliente de aquí. No teníamos una visión internacional como la que tienen los emprendedores ahora.

 
venture-capital-IÑAQUI-ARROLA.jpg
 

LOS RETOS DE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL DE LAS EMPRESAS

¿Qué problema real requiere una solución urgente que pueda ser digital?
Yo creo que hay dos problemas digitales que tenemos que solucionar. Uno es el exceso de digitalización. No tenemos tiempo para nosotros mismos. El único momento en el que puedo estar tranquilo es cuando estoy corriendo o cuando me estoy duchando. Y eso es porque no tengo el móvil. Es muy triste. Tiene que haber algo que nos permita desconectar de verdad.

Otra cosa que es bastante importante es que la brecha digital cada vez se está haciendo más grande entre los países fuertes y los países débiles. Hay que ver cómo las zonas débiles del mundo pueden tener ese acceso a la digitalización.

¿Cuales son los retos de las grandes empresas con respecto a su digitalización?
Para mí el mayor reto de las empresas grandes que quieren digitalizarse es de verdad querer hacerlo. Parece una tontería obvia, pero te encuentras con muchas empresas que lo hacen demasiado tarde y porque ya se están muriendo. El otro día escuché sobre El Corte Inglés que tenían que haberlo hecho antes. Hay que estar dentro para saberlo, pero lo cierto es que hay compañías que solo lo hacen cuando tienen un momento muy complicado. No hay una concienciación de verdad.

Yo veo mucha transformación digital por estar en tendencia. Parece que nos tenemos que transformar digitalmente porque está de moda y no debería ser así. Esto va muchísimo más rápido de lo que ellos mismos pueden hacer. Es una cuestión de conciencia.

¿Cuáles son los negocios que son más susceptibles de crecer ahora?
La tecnología cambia tanto que nosotros no somos capaces de decir hacia dónde vamos. Son los emprendedores los que nos lo van a decir. Ahora parece que la siguiente evolución va a ser la Inteligencia Artificial. No sé cómo, pero nos vamos a relacionar con las máquinas. No sé si va a ser un mundo mejor o un mundo peor, pero creo que eso va a ser la siguiente oleada.

Dentro de la Inteligencia Artificial (IA), ¿qué tipo de negocios?
Por ejemplo, hemos invertido en una compañía que ayuda al tránsito de información en Internet con inteligencia artificial, balanceando los caminos por donde transita la información. Hay otra empresa que consigue identificar las relaciones humanas que hay en las distintas redes sociales y, a partir de eso, infiere inteligencia a las empresas para que puedan tomar decisiones. La inteligencia artificial que nos interesa no son máquinas. Lo de las máquinas se queda lejos para un fondo 50 millones como el nuestro.

¿Qué empresas sí se están dedicando a ello?
Un ejemplo de alguien que lo está haciendo bien dentro de su “dinosauriedad” es BBVA.

¿Qué profesionales crees que lo han hecho con éxito?
A mí me llama mucho la atención lo que José María Álvarez Vallete y su equipo están haciendo en Telefónica. Es fácil decir que no lo están haciendo bien porque el negocio de Telefónica va hacia abajo, pero creo que están cambiando una dinámica enorme dentro de la compañía. La gente que está allí tiene mi mayor respeto.

¿Qué tres cuentas recomiendas seguir en Twitter?
Cada vez sigo más a gente y no tanto a medios. A Carina Szpilka (@carinaszpilka), a François Derbaix (@fderbaix) y a David Bonilla (@david_bonilla).

¿Qué harías si no tuvieras que trabajar?
Viajar. Mi madre era azafata y viajábamos un montón. Siempre pienso en la cantidad de sitios bonitos que hay en el mundo y que no voy a ver. Y una segunda cosa: me gustaría devolverle a la sociedad cosas que yo he recibido. Ayudar a la gente porque sí.

¿Qué quieres que aún no tienes?
Probablemente es la pregunta más difícil que me has hecho. Creo que tengo todo lo que quiero. Me da un poco de cosa decirlo, pero soy muy feliz con lo que ya tengo.

¿Qué hitos te planteas de aquí a cinco años?
Hacer lo mismo, pero hacerlo mejor. En KFund nos hemos planteado como objetivo este año ayudar a las compañías para que de verdad les cambie la vida. No queremos molestar, porque un inversor puede ser muy molesto. Y al final lo que quiere un fondo es ganar dinero para sus inversores. Estamos aquí para ganar dinero. Decir otra cosa sería mentir.

¿Con quién te gustaría trabajar?
Con Amancio Ortega y Elon Musk. Y me encantaría aprender de Toni Nadal.

IÑAKI ARROLA RECOMIENDA

¿Qué evento en España no te puedes perder?
El South Summit.

¿E internacionalmente?
En Europa: Slush, en Helsinki y Noah, en Londres. En Estados Unidos: SXSW.

¿Un libro que te haya hecho cambiar tu manera de pensar del negocio digital?
Zero to one” de Peter Thiel.

¿Qué área digital te suscita ahora más curiosidad ahora y estás leyendo más?
La Inteligencia Artificial y el blockchain.

¿Curso o máster que hayas hecho en tu vida que recomiendes a los demás?
Si hay que hacer un máster hay que intentar hacerlo en EEUU. En Harvard, si se puede.

¿Cuáles son las 3 startups para ti más brillantes en España hoy?
Wallapop, Cabify y Kantox

¿Cuáles son tus soluciones digitales de referencia?

The Cocktail

"The Cocktail es una agencia de desarrollo tecnológico en la que tengo la suerte de conocer a Alberto Knapp. Es su fundador desde hace muchos años y tiene grandísimos clientes en España. Ayuda a las compañías a realizar todos los desarrollos tecnológicos que necesiten: desde lo más básico hasta lo más desarrollado. Para mi lo importante de The Cocktail es la visión de hacia donde va este mundo y de qué es lo último. En segundo lugar, como tienen tanto conocimiento de grandes clientes son capaces de poder dar casos de usos y aplicaciones para otras industrias respetando la integridad de cada cliente. Son un cinco estrellas, sin duda".

Secuoyas

"Es una agencia digital de desarrollo tecnológico. Lo recomiendo por propia experiencia. Cuando yo empecé mi empresa, al principio no teníamos gente técnica porque yo no sabía contratar a talentos técnicos. Lo que hice fue contratar a Secuoyas y nos lo hacían todo. Son muy recomendables. Los sientes como parte de tu equipo. No tienes esa sensación que tienes a veces con las agencias de desarrollo que no sabes si te están dedicando el tiempo que te dicen que te están dedicando o si te hacen las cosas con la mayor calidad. En el mundo de los negocios muchas veces lo más importante es la buena gente. Profesionales hay muchos".

MIB del ISDI

"Como curso generalista yo recomendaría el MIB del ISDI. No solo por los profesores, sino porque hay muy buen nivel de gente que está en la misma problemática que uno puede estar, por ejemplo, de transformación digital. Ahí te das cuenta de que hay gente que tiene tus mismos problemas y en los masters muchas veces se aprende más de los compañeros que de los profesores".

KSchool

"Si quieres cursos más concretos hay una escuela de negocios chiquitita que se llama KSchool (y no tiene nada que ver con Kfund a pesar de la K). También le daría cinco estrellas. Te forman en cosas más concretas: quiero analítica web, quiero SEO, quiero Ecommerce… Tiene cursos muy interesantes, quitando tonterías. Y lo digo porque a veces en algunos de esto se habla de cosas de moda, pero estos son muy “straight to the point”. “Vamos a hacer que aprendas y tu negocio vaya a más”.

Hello Media

"Si tuviese que elegir una agencia sería Hello Media. Primero porque conozco personalmente a los dueños y son buena gente. Creo que esto es algo importante en las agencias porque, a veces, da la sensación que son un mundo oscuro. Y quiero pensar que es una sensación.

Lo que ha hecho Hello Media para dar valor a todos sus clientes (que son muchos y muy importantes) es desarrollar tecnología y comprar empresas para poder ayudar en el crecimiento de las compañías, ya sean muy pequeñas o muy grandes. No es una agencia enorme, pero creo que lo va a hacer maravillosamente".

Slack

"En KFund decidimos empezar a utilizarla. Primero, nos permite tener estructurado los distintos temas de los que hablamos. Segundo, en algunos de los temas unos participamos y otros no. Tal vez se podría decir que es el equivalente a hacer distintos grupo de WhatsApp, pero tenemos muy mecanizado el proceso de deal flow a través de la app. Recibimos muchas oportunidades de inversión y no somos capaces de atenderlas todas. Así que hemos creado un sistema en el que Slack tiene una parte importante: las recibimos, las mecanizamos y tratamos de responder a tiempo.

Por ejemplo, recibimos una oportunidad de inversión y en el momento que la recibimos, Slack nos avisa de qué compañía es, quién de nosotros la ha mandado y desde ahí podemos llegar a las otras herramientas para ver que oportunidad es, en qué momento de la relación con nosotros está o quién de nosotros la está gestionando".

Tenemos un canal que se llama Must Read. Es una tontería, pero es un link a todas la cosas que consideramos que todo el equipo tiene que leer. Twitter también está dentro de Slack. Tiene algo muy potente y es que te permite buscar todo muy rápido y tenerlo todo enlazado hacia otras herramientas. Entonces al final se convierte como en el centro de las comunicaciones de la empresa. Es como tu lugar de trabajo. Ahora no tienes una oficina, la oficina está en Slack".

Seed Rocket

"Hace poco escuché una frase: hay más gente que gana dinero de las startups que con las startups. Te encuentras pocas veces sitios recomendables, donde te pueden ayudar sin que te estén buscando ganarte el dinero a ti, pero para mí hay uno: se llama Seed Rocket. Es una iniciativa de emprendedores de Internet, aunque advierto que yo estoy involucrado.

Es una incubadora, pero no toma participaciones en las compañías, no pide dinero a cambio… Entre sus mentores están algunos de los grandes nombres de Internet España. Hacemos lo que nos hubiese gustado que hiciesen con nosotros al principio, que nos ayudaran sin pedir nada a cambio.

Una vez al año en Madrid y una vez al año en Barcelona, se ayuda a compañías que están empezando: I’ve been there, I’ve done that. En algún caso, si están buscando inversión, puede que alguna de las personas del entorno acabe invirtiendo. Para mí ese es un sitio cinco estrellas".

Google Campus

"En la expansión de Google Campus en el mundo, España fue el tercero o cuarto país. Es un dato interesante, ¿no? No debemos ser tan malos. Estuvo primero en San Francisco, luego en Londres, luego en Seoul y luego en Madrid. Lo que ellos decían es: no os dais cuenta de lo importante que es España, lo buenos que sois y el gran país que es para vivir.

El modelo de Google campus es que no hay modelo. Ellos ponen un edificio y buscan los partners para que les ayuden a ayudar a las compañías, pero ellos no ayudan. Los empleados de Google solo ayudan a dinamizar. Ellos buscan a un Seed Rocket, al cual no le cobran por estar ahí y el cual no puede cobrar para estar ahí. Solo es un modelo para ayudar. Google Campus es el sitio, pero no es una incubadora. Para mí es el sitio de España".

 
Hotel Santo Mauro.jpg
 

Agradecemos al Hotel Santo Mauro el permitirnos realizar la entrevista en su maravilloso hotel.


IÑAKI ARROLAGeneral Partner, KFund, Madrid.
Síguelo en Linkedin y en Twitter

 

BESTSELLERS

Digital Influencer