Design Thinking para innovar con éxito

alfredo-colombano.jpg

 

ALFREDO COLOMBANO

Alfredo Colombano desprende energía y pasión cuando habla de su trabajo. Recién fichado por Ayming como Innovation Performance Senior Manager, es un ingeniero industrial enamorado del diseño. Por suerte y gracias a su concienzuda dedicación, ha podido aplicar esta disciplina a la consultoría de innovación para empresas a la que dedica su vida. Pero para este experto, además del llamado “design thinking”, solo hay una fórmula para alcanzar el éxito en innovación: las personas. 

¿Cómo es un consultor de innovación?
Es una persona que, desde mi punto de vista, debería tener varias capacidades. No tiene que ser el mejor programador, no tiene que ser el mejor diseñador del mundo. Puede servir una persona con un espectro amplio, pero que, a la vez, tenga la capacidad de actuar de forma rápida. Por otro lado, una cualidad muy importante para un director de innovación, es saber gestionar a las personas. Se suele pensar que en el sector de la innovación, como va muy rápido, las personas tienen que resolver problemas mucho más rápido y no es así. De hecho, en los aspectos en los que más fallan todos los programas de innovación en los que he trabajado, es en que no se tiene en cuenta la gestión del cambio. Finalmente, los directores de innovación suelen estar en empresas que están en proceso de cambio, entonces, tienen que saber lidiar perfectamente con los resultados que le van a exigir los accionistas o jefes y, por otro lado, gestionar también las expectativas de los empleados.

¿Qué es Business Innovation?
Business Innovation es una disciplina que debe imponerse en el día a día de una empresa. Como toda disciplina, requiere de un método y una frecuencia, una capacidad de conocer la herramienta y de saber usarla. El business innovación es lo que va a permitir a una empresa sobrevivir en el mundo actual en los próximos cinco o diez años. Puede ser aplicable a cualquier industria, a cualquier sector, pero requiere de profesionales. No es un hype en el que haya que apuntarse porque sí. Es una cosa que hay que trabajar desde el autoconocimiento y las limitaciones. El business innovation es una disciplina como apoyo a cualquier manager que quiera transformar su empresa, bien porque lo necesite inminentemente o porque prevea que estratégicamente va a necesitar un cambio.

¿Qué crees que te diferencia como consultor de innovación?
A lo largo de mi carrera como innovador, he tenido que desarrollar y aprender nuevas habilidades, también nuevas metodologías. Una de la que más me ha impactado es lo que tiene que ver con diseño. El business design, que utiliza mucho de herramientas de diseño: design thinking y service design. Se trata de cómo mejorar o definir perfectamente la experiencia de usuario del producto en el que estoy trabajando. Desde un punto de vista de ingeniero, se suele pensar que somos cuadriculados y muy rígidos, pero yo creo que es más una cuestión amplitud de visión. La manera de prototipar esas ideas y hacerlas tangibles, que culmina un proceso completo de diseño desde un punto de vista de ingeniería, es muy aplicable a cualquier sector.

Como experto de la innovación, ¿qué lees a diario? ¿Qué lecturas recomiendas?
Para mantenerme informado de mi profesión, leo a diario la prensa, las secciones de tecnología y normativa. Por otro lado, me gusta mucho leer los blogs sobre las tendencias, pero no puramente tecnológicas, sino también aquellas que están en la frontera entre el diseño y las curiosidades. Hay una newsletter a la que estoy suscrito que se llama Quartz y que tiene tres tipos de información: una que es del negocio que tú seleccionas, una de curiosidades y un análisis sobre cualquier tipo de tema.  Esto me permite siempre tener idea sobre lo que está sucediendo.

También todo lo que es mainstream, como de The Verge, CrunchBase, Inc, Forbes, The Harvard Business Review.

¿Qué libro ha cambiado tu forma de pensar?
Podría decir que “Las 500 lecciones sobre la historia”. Es un libro que recorre toda la historia de la humanidad y lo separa por los grandes bloques: gobierno, economía, religión, libertades... Son 5000 años de historia, pero los resumen en lecciones. Tienes todo el conocimiento a lo largo de la historia de la humanidad en esas áreas y te lo van explicando desde un punto de vista muy aséptico, así que tu puedes sacar tus propias conclusiones.

Por otro lado, libros de economía como la historia del capitalismo, El Capital de Marx, la obra de Schumpeter y todo lo que sea relacionado con la innovación. Son libros que hay que leer y que hay que tener a la mano para poder hablar con propiedad sobre un tema. Aunque parezca que no tiene nada que ver, la innovación tiene mucho que ver con la economía. Schumpeter tenía razón cuando decía que cuando se inventa algo y existe una nueva tendencia, se destruye otra. Conocer la economía y no hablar sin fundamentos es algo que me he propuesto desde que estudié.

¿Qué le dirías a alguien que quiere convertirse en consultor de innovación?
Le daría tres consejos. La curiosidad o las ganas de aprender nunca se acaban una vez terminada la universidad. Es como la medicina, tienes que estar constantemente leyendo, estudiando, cogiendo y aprendiendo a como quitar el grano de la paja. Por otro lado, que trabajen todo lo que son las cualidades de lectura, escritura, síntesis. Es muy importante saberse expresar y es la parte que la gente técnica suele dejar de lado.

alfredo-colombano-Innovation-Manager.jpg

¿Qué es scrum?
Scrum es una de las metodologías ágiles. El nombre viene por analogía del rugby. Lo interesante es que son reuniones muy rápidas y muy concisas con este enfoque: qué estás haciendo, qué has logrado y qué es lo que vas hacer. Se logra en pocos minutos que todo el mundo sea consciente y sepa en qué puede ayudar al otro. Si has terminado tu tarea, por ejemplo, puedes ponerte a ayudar al otro sin que tu jefe te lo diga.

¿Qué cinco apps utilizas todos los días y te ayudan en tu trabajo?
Evernote la utilizo para todo lo que es recopilación de información y pensamiento. Además, tengo instalados los plugins  para recolectar información. Cuando estoy navegando y veo algo interesante que me pueda servir para una artículo, lo recopilo en Evernote.

La otra herramienta que utilizo es un gestor de mindmaps. Empiezo a trabajar un tema y a expandir sobre ese tema con los contextos, atributos... Es una herramienta bastante sencilla pero que te da muchas posibilidades porque te permite esquematizar y tener en un solo plano toda la información en la que estás trabajando.

La otra aplicación que uso para diseñar o trabajar en el día a día es una que se llama Canva, de Guy Kawasaki. Es una aplicación basada en web que te permite hacer contenido, muy rápido, de forma muy sencilla y que ya está preparado para ser distribuido por redes sociales.

Otra aplicación que utilizo sería Hootsuite para navegar a través de todas las redes sociales. No soy muy activo, pero la utiliza como método de organización de lectura de diversas redes. Sobre todo, por la organización que tiene en columnas y las búsquedas conceptuales y de palabra, te permite en una mañana ponerte al día de todo lo que está ocurriendo.

Por último, utilizo Feedly es una herramienta que viene de Google RCS, es un organizador de contenido. Al final, esta aplicación ha mejorado y te permite tener al día todas las noticias de prácticamente todas las revistas online, todos los periódicos y páginas que aunque no tengan sistema de RCS te las compilan y te permite también mandarlas a otras redes.

¿Qué es Slack?
Es el WhatsApp para trabajar. Es una herramienta de comunicación interna y de work flow de trabajo que se utiliza mucho en el mundo de la programación. Lo que tiene de interesante Slack es la capacidad de conectarse con distintas aplicaciones que conocemos,  como Dropbox, Gmail, e incluso tiene posibilidades de automatizar ciertos parámetros. Es una herramienta que rompe las barreras del correo electrónico y que trata de desbancarlo como herramienta de comunicación y feedback dentro de equipos. La he usado desde que trabajo desde el mundo del emprendimiento y actualmente la voy a utilizar con mi equipo para comunicarnos rápidamente.

¿Qué es Concept Draw?
Concept Draw es una suite de herramientas básicas de consultor. Creas contenido, pero a la vez gestionas proyectos y te dedicas a crear investigación o trabajos. Incluye todo lo que es project management con time sheet y reportes; es también una herramienta de gestión de mind maps y te permite crear contenido de diagramas.

¿Qué es PasteApp?
Es una de las corrientes de “muerte al powerpoint” que existen actualmente. Es decir, trabajar y hacer presentaciones para comunicar que no sean utilizando PowerPoint. Funciona por defecto como un espacio de trabajo colaborativo y tiene conectividad con muchas aplicaciones como Slack, Dropbox, etc. El contenido se enfoca básicamente en el mensaje. No tenemos tantas distracciones como formatos, plantillas, posiciones, sino que es muy sencilla. Luego tiene la facilidad de que es muy fácil de compartir. Es una evolución.

¿Qué tres eventos no puede perderse un consultor de innovación?
Hay diversos eventos a nivel mundial que son clave. En Londres está la London Tech Week. Es un evento al que habría que asistir por lo menos una vez porque allí es donde se tratan múltiples temas sobre tecnología y tecnología aplicada. Luego, obviamente, dependiendo de la capacidad que tengas para  conseguir un pase, en Barcelona está el Mobile World Congress, pero el área Four Years From Now, que es el evento pequeñito donde está enfocado a todo lo que es innovación, startups, etc. Por otro lado, si es más de contenido, el South by South West es el evento en Estados Unidos donde todas las tendencias de digital y media ocurren. Por último, existen eventos itinerantes que se van haciendo cada dos años o cada año. Por el ejemplo, el System Dynamic Conference, para todo lo que son las nuevas tecnologías sobre pensamiento sistémico.

 

¿Hay algún curso o máster que recomiendes?
Hay un curso en el MIT sobre innovación y design thinking. Básicamente resume el core curriculum de lo que yo quisiera hacer. Me gustaría hacerlo dentro de un par de años para aprovecharlo más. Creo que como todo los masters se aprovechan mucho más cuando ya tienes un recorrido y ya te has encontrado con los problemas de la vida real.

¿Cuáles son las tres palabras que más te definen?
Las tres palabras que más me definen son curioso, empático y autodidacta.

¿Cuándo eres más creativo?
Suelo tener más creatividad o bien muy temprano en la mañana o bien cuando todo el mundo ya se ha acostado.

¿Cuál sería tu trabajo soñado?
Sería trabajar en una empresa como Ideo, por ejemplo. Una empresa donde se creen cosas y cada año tengan un reto. Lo que más admiro de ellos es la capacidad de coger un reto, independientemente de cuán difícil sea y ponerse a trabajar con un equipo multidisciplinar. Siempre logran darle un enfoque distinto al problema.

¿Qué harías si no tuvieras que trabajar?
Es una pregunta difícil porque soy muy trabajador por naturaleza. Pero me dedicaría a facilitarle la vida a los demás. Sería un poco filántropo. Me gusta que los que estén a mi alrededor puedan conseguir sus sueños y realizarse como personas.

¿Qué te inspira?
Cuando no tenía hijos era mi entorno familiar y mis amigos, sobre todo, mi matrimonio, mi familia. Pero después de tener hijos, es una respuesta que resulta obvia, pero me inspiran ellos. Me inspiran no porque sean mis hijos, sino por la capacidad que tienen de analizar las cosas. Me gusta ponerme en su lugar, que a lo mejor no está contaminado, si no que mantienen esa pureza. Me gusta buscar eso en la sociedad, en las personas. Que intenten sacar su lado de niño.

Si pudieras contratar a quién quisieras, ¿a quién elegirías?
Contrataría a Guy Kawasaki, por ejemplo, para que me ayudara en el pensamiento de proyectos o ideas de productos novedosas. Contraría a Tim Brown para que me diera algunas clases de cómo él logra esa búsqueda diaria para saber en qué va a trabajar el año siguiente.  Y buscaría a alguien como Bill Gates, que me ayudara con la no necesidad de trabajar, sino hacer las cosas porque te gustan.

Si volvieras a nacer, ¿qué estudiarías?
Yo estudié ingeniería industrial, de producción, pero si me dieran la oportunidad de volver a nacer y volver a estudiar estudiaría diseño, diseño de producto.

¿Qué serías si no fueras consultor de innovación?
Si no fuese un consultor de innovación, sería cocinero o tendría un estudio de arquitectura o de diseño. Me gusta la cocina porque es el momento de mi vida en el que creo algo para los demás, lo disfrutan, además, y además ese algo desaparece. Esa parte efímera es muy interesante de la cocina.

¿Cuál ha sido tu mayor reto profesional?
Primero, fue abandonar mi país con una carrera interesante en la empresa en la que trabajaba. Aunque uno no quiera, al irte a otro país te desvinculas de todas las relaciones con las personas que, al final, son una parte importante. El reto profesional ha sido volver a encarrilar mi carrera como ingeniero, como consultor, como profesional. El segundo gran reto fue cuando decidí montar mi empresa y las cosas empezaron a ir mal. El fracaso al que todo el mundo teme y reto de cómo no esconderlo, sino tratar de sacar lo mejor de ello. He tenido que asumir que no siempre tienes la razón.  

¿Qué tres cualidades valorarías para contratar a alguien en un equipo?
La primera sería la honestidad. A lo largo de toda mi vida, mis padres me han inculcado que la confianza y la honestidad van por delante. Por otro lado, sería la lealtad. Pero la lealtad entendida no en un mal sentido, como la Omertá en la mafia. La lealtad es tener consciencia de que las personas apuestan por otros y que es una relación de dar y recibir. Por otro lado, que sean curiosos. Una persona que no es curiosa creo que puede aportar más.


ALFREDO COLOMBANO. Innovation Performance Senior Manager, Ayming
Síguelo en Linkedin y en Twitter


Ver más vídeos de Alfredo Colombano en nuestro canal de YouTube. Gracias a Diego Guerrero y Tinuca Maestro por cedernos el espacio DSpot para la grabación  en Madrid. 

 

BESTSELLERS

Digital Influencer